Buscar
  • Dolóritas

NEURALGIA DEL TRIGÉMINO.

Actualizado: 27 oct

La neuralgia del trigémino , tratada con luz láser, regenera la conducción nerviosa, activando nueva "mielina", vascularizando la microcirculación de las terminaciones nerviosas, así como provocando efectos de anestesia y antiinflamatorios, que van reduciendo los brotes de dolor hasta su completa remisión.

La neuralgia del trigémino, es una de las afecciones mas dolorosas , que a menudo se presentan en pacientes mayores de50 años, pero también puede afectar a personas más jóvenes, incluso a niños excepcionalmente. El dolor es periódico (se repite), lancinante, agudo, de corta duración pero con dolor tipo quemazón o de tipo eléctrico -como descargas-, que pasan a través de las ramas nerviosas del nervio trigémino y se siente en la zona orbital de la frente -ojos, en zonas del cuero cabelludo, en los labios, nariz, en la zona del maxilar o de la mandíbula, normalmente nunca suceden durante el sueño y solo ocurre en un lado de la cara.

Aunque existen fármacos indicados especialmente para la NT (Carbamacepina, Gabapentina…), su control sobre el dolor es limitado, pero sus efectos secundarios condicionan significativamente la calidad de vida (somnolencia, dolor de cabeza, mareos, confusión, dolor de espalda, agitación, náuseas, vómitos, diarrea, temblor, falta de coordinación, pérdida de memoria, dificultad para concentrarse,..).

Recientemente investigaciones del Instituto de Biología y Ciencias CIC BioGUNE en 2017, (País Vasco – España), ponían de relieve la importancia de las células de Schwann, como elemento vital en la regeneración nerviosa. Estas células (Schwann) actúan impulsando la autofagia sobre la mielina dañada y regenerando con nueva mielina la lesión nerviosa.

Ya desde hace tiempo, se conocía que la proyección de la energía del láser, en el fluido sanguíneo, provoca un aumento de proliferación de células de Schwann (Karu, 1998) y de ahí, la eficiencia y resultados beneficiosos de la terapia láser, para el tratamiento de la Neuralgia del Trigémino, con regeneración de mielina.

Hay muchos estudios e investigaciones que han revelado que la terapia con láser puede considerarse como primera elección de tratamiento esencial para la NT. El láser en general, indoloro y sin efectos adversos, es útil especialmente en pacientes que sufren de una neuralgia con intolerancia a la terapia farmacológica.


Algunos datos y referencias científicas.

Entre 1995 al 1997 se recopila información de un grupo de 241 pacientes que fueron tratados por Fotobiomodulación debido a algún tipo de dolor facial. Al final del tratamiento, al 63% de pacientes le remitieron los síntomas por completo. El segundo grupo más numeroso fue el de neuralgia del trigémino con 53 pacientes. El 56% de esos pacientes, al terminar la terapia les remitió el dolor por completo, mientras que el resto de pacientes observó algún grado de mejoría respecto a la valoración inicial (1). Aunque este es un estudio antiguo que presenta limitaciones, si deja ver la validez de la fotobiomodulación para el control del dolor en la NT.

En un ensayo más reciente, sobre dolor de origen traumático en la zona del nervio cigomático, se determinó la eficacia de la fotobiomodulación para el alivio del dolor neurosensorial, incluso comenzando la terapia 6 meses después de la lesión (2). Una revisión sistemática de 2021, compara la fotobiomodulación con las terapias convencionales de la NT (combinación de TENS y farmacoterapia), llegando a la conclusion que es igual de efectiva como alternativa adyuvante (3). Por su parte, otro ensayo añade la fotobiomodulación a un grupo de 15 personas que estaban en tratamiento farmacológico con carbamacepina, mientras que a otro grupo de 15 personas, además de la farmacoterapia se realiza fotobiomodulación placebo. Tras 9 sesiones de fotobiomodulación (3 días/semana), el grupo intervenido mejoró el dolor significativamente respecto al grupo control (4).

A pesar de que a día de hoy, hay numerosa literatura científica que respalda esta alternativa terapéutica, aún es desconocida por los especialistas, no obstante su eficacia ya era conocida desde finales del siglo XX, su aplicación es muy segura y los efectos secundarios inexistentes.



(1) Pinheiro AL, Cavalcanti ET, Pinheiro TI, et al. Low-level laser therapy is an important tool to treat disorders of the maxillofacial region. J Clin Laser Med Surg. 1998;16(4):223-226. doi:10.1089/clm.1998.16.223

(2) Bashiri S, Malekzadeh H, Fekrazad R. The effect of delayed photobiomodulation on neurosensory disturbance recovery after zygomatic trauma: A parallel controlled clinical trial. J Photochem Photobiol B. 2021;217:112153. doi:10.1016/j.jphotobiol.2021.112153

(3) Ibarra AMC, Biasotto-Gonzalez DA, Kohatsu EYI, de Oliveira SSI, Bussadori SK, Tanganeli JPC. Photobiomodulation on trigeminal neuralgia: systematic review. Lasers Med Sci. 2021;36(4):715-722. doi:10.1007/s10103-020-03198-6

(4) Ebrahimi H, Najafi S, Khayamzadeh M, Zahedi A, Mahdavi A. Therapeutic and Analgesic Efficacy of Laser in Conjunction With Pharmaceutical Therapy for Trigeminal Neuralgia. J Lasers Med Sci. 2018;9(1):63-68. doi:10.15171/jlms.2018.13

108 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo